En esta entrada, he querido tomarme la licencia para hablar de tu a tu con el lector.
De hacerle realmente partícipe de algunas sombrías suposiciones, que se revuelven inquietas en mi interior desde hace tiempo.

Hace ya bastante tiempo, he comenzado a mirar a mi alrededor con otros ojos. Con una mirada más crítica, llena de dudas.
Alguien dijo hace tiempo, que la duda es la energía que impulsa el avance, el descubrimiento y la razón. Y doy fe de que al menos en mi caso, así es.

Cuando leo un diario, veo las noticias de los “Mass Media” y escucho las opiniones vertidas por distintos sesudos, venidos a simples tertulianos de cualquier programa, inmediatamente mi mente empieza a repasar cada expresión, la inflexión del tono de la voz, o el mensaje al completo en el contexto de la realidad que vivimos. Y pocas son las veces que ese mensaje no guarda segundas y terceras lecturas.

La capacidad de desmenuzar la información y analizarla detenidamente; debería la más común de las habilidades. Por desgracia, no es así.

Durante un día cualquiera, nos bombardean durante horas con publicidad, con noticias “oficiales”, con mensajes de todos los sentidos, y con una música que a veces esconde demasiadas cosas. ¿Alguien puede pensar que somos inmunes a semejante contaminación?

Vamos a intentar dividir un poco tan amplio abanico de cosas:

 

 

1.-Publicidad.

Este es un campo verdaderamente fascinante. Intentan vendernos productos, sensaciones, estilos, servicios… e incluso últimamente tratan de monopolizar las ideas que el pueblo esgrime (aunque vayan en contra de sus propios intereses). Como ejemplo, este video de Coca-Cola:


Realmente resulta cínico e hiriente que una mega-compañía, utilice el mensaje de inconformismo de todo un pueblo, para lucrarse y “posicionarse” al lado de los que protestan. ¿Existe mayor prostitución y manipulación de un sentimiento real, de una idea?
Igualmente vomitivo resultan otros tantos surgidos en estos tiempos, como el de Movistar imitando una asamblea del movimiento 15M, o los de IngDirect, invitándote a “Des-aprender”, recurso utilizado por los indignados, para señalar la búsqueda de vías nuevas a los problemas de siempre (precisamente nos lo indica un banco rescatado con dinero europeo, intentando que sigamos dándole nuestros ahorros; simplemente deleznable…).

Mención a parte, merece los miles de mensajes  que nos lanzan desde distintas campañas publicitarias con eslóganes del tipo “Únete a la Revolución” (por ejemplo una campaña del nuevo Winston de precio más bajo, el operador de telefonía “Orange”, o un famoso cepillo de dientes que mantuvo la campaña publicitaria durante meses en televisión).

¿Hasta que punto es simple marketing? Francamente, no estoy especializado en ese sector, pero es de común conocido el efecto espejo sobre la sociedad, de una frase repetida mil veces… ¿Intencionalidad? Seguramente toda.

Por otra parte, tampoco queremos olvidarnos de todas esas marcas que nos venden una imagen determinada, escondiendo verdaderos horrores y sufrimientos tras su logotipo. Buenos ejemplos serían Zara, Apple o Nike, esclavizando a niños de diversos países como mano de obra barata de usar y tirar. Jornadas titánicas de 16 horas por un sueldo que no permite a penas ni comprar alimentos, mientras en occidente, pagamos a precio de oro esos productos.
Sinceramente, siento lastima por quien siente tanto orgullo de su último iPhone, o de las carísimas zapatillas que tan bien le sientan para salir a correr…

Lo peor de todo, es hasta que punto estamos insensibilizados, que aún siendo de dominio público la verdadera tiranía de ciertas empresas/marcas; seguimos consumiendo sus productos. Nos han lavado el cerebro, nos han idiotizado, y ya a duras penas podemos llamarnos seres humanos. Y con esto directamente, entramos en el segundo punto…

 

 

2.- Actualidad/Noticias.

Las buscamos, pagamos por ellas, nos suscribimos en servicios de alertas, y hablamos en cualquier reunión sobre la última del día.
Nuestros nuevos dogmas, se escriben sobre papel de periódico y se gritan desde los brillantes púlpitos que son actualmente las televisiones. Las ondas de radio recorren veloces el mundo, introduciendo voces perfectamente moduladas en nuestros coches y casas.
Desde todos esos lugares, reproducen una y otra vez las mismas noticias sesgadas, manipuladas e intencionalmente focalizadas. ¡Qué sencillo es lograr crear un problema de la nada, o disipar uno gigantesco ante los ojos de todos!
Tan simple como hablar durante 3 días desde todos los medios sobre el peligro de beber agua, y en tan solo 72 horas, todo el mundo tendrá hidrofobia.
Irremisiblemente, creemos todo aquello que los medios nos repiten, y dejamos de creer aquello que los medios deciden ridiculizar. Gurús en traje de periodismo, nos dicen que es verdad y que no, y nosotros no nos planteamos nada más.

El absurdo llega a tales niveles, que si eres testigo de algo que los medios niegan o simplemente ignoran en sus panfletos informativos, tu te guardarás lo que has visto, y te autocensurarás ante el resto de personas.

Y eso amigo mío, es el gran logro de los medios de comunicación. Silenciar a los disidentes, que nadie se plantee más allá de lo que precocinan en las redacciones de los informativos y agencias de noticias. Que incluso tu, sabedor de lo que has visto, guardes silencio porque tu información es ridícula, absurda o directamente de locos. ¡Ahí está! ¡Lo han logrado!

Ahora la verdad es ridícula, nadie osará decirla, pues el resto de ciudadanos no solo no lo creerán, sino que lo desacreditarán. Ahora tus conciudadanos son tus represores, y ya los medios y quienes los manejan se pueden ahorrar el trabajo.
Como decía George Orwell, “En los tiempos de la mentira universal, decir la verdad es un acto de rebeldía”.

¿Muy exagerado?  Términos como conspiración o Nuevo Orden Mundial, son hoy sinónimo de mofa por parte de un amplio sector de la población. Lo realmente triste, es que son los términos propios que la Élite utiliza en sus reuniones (como dimos cuenta de la reunión de Davos de este año, consultarlo aquí).

Hoy en día, alguien que se expone a hablar de estos temas, puede ser considerado un freak, un bicho raro que ha visto demasiadas películas.
Y en efecto, no es casual que este sea el argumento de muchas películas que nos venden en Hollywood.
No existe mejor técnica que exponer la verdad ante los ojos de todos diciendo que es fantasía.
Son innumerables los filmes que tratan sobre conspiraciones, sociedades secretas y planes de gobiernos en la sombra. Todo sirve con tal de hacer ver al espectador que lo que se le presenta es una fantasía, y ridiculizarlo en la realidad. Como ya hemos visto, la autocensura y la vergüenza, son los mayores garantes de silencio que existen. O como la mayoría opina… “esas cosas solo ocurren en las películas”  (aunque cada vez más, la realidad se muestra terca en afirmar que la ficción, es una sombra de lo que vivimos…)

Jamás podré olvidar la cara de incredulidad que se me quedo al ver la película “El Codigo Da Vinci”. Realmente soberbia la manipulación que logran películas como esta (y la desinformación generalizada que extienden).
Hollywood, es uno de los ejes de esta Élite. Con sus películas, logran condicionar el pensamiento, ridiculizar y socavar “lo que es real” a conveniencia.

 

 

3.- Prensa Escrita.

Esta también realiza su trabajo, y muy bien por cierto.
¿Recordais el termino “prensa independiente”? Pues olvidadlo.
Desde el mismo momento en que una publicación es financiada y entra en el mercado, deja de ser independiente.

No solo el editor, director y periodistas intervienen en el contenido de una publicación. La selección de noticias, siempre se realiza en base a unos temas prefijados. Si tomas los diarios del día y los comparas, verás que a duras penas existen diferencias entre ambos. Incluso los de derechas e izquierdas son prácticamente idénticos (tan solo cambia el punto de vista sobre la noticia, pero no las noticias en si mismas). ¿Has pensado cuántas noticias recogen y ofertan las distintas agencias de noticias en un país como España? ¿Cuántas se publican en un diario? ¿Son de verdad las noticias más importantes? ¿Quién hizo la selección y en base a qué?
Estas, son preguntas que todos deberíamos de hacernos.
Quizás nos daríamos cuenta de que en el mundo ocurren muchísimas cosas dignas de primera plana cada día, y que no vienen recogidas en ningún diario.

Y que decir del volumen de las noticias… ¿Cuántas páginas ocupa la sección de deportes en cualquier periódico nacional? ¿Y cuánto la publicidad? ¿Y el horóscopo y pasatiempos? ¿Y la programación de la televisión?
Así podríamos seguir, hasta contar que un periódico de casi 100 páginas, trae solo en torno a 25 de noticias… Triste pero cierto.

El fin de todas estas diatribas, no es otro que el invitar a la reflexión del lector. Invitar a una mirada crítica de la realidad que nos están fabricando cada día, y que poco o nada tiene que ver con lo que en realidad ocurre.
Me gustaría que esta entrada, hiciese reflexionar de verdad sobre quien es el interesado en dirigir nuestros pasos, en ponernos vendas en los ojos, en desinformar y retorcer los hechos hasta dejarlos irreconocibles.
Me gustaría remover un poquito las conciencias, para que dejásemos de consumir la basura prefabricada que nos lanzan desde los medios de comunicación a diario. Me gustaría que por una vez, dudásemos de todo, incluso de aquellos dogmas que tenemos por inmutables, y que quizás, no son más que la opinión de otro, tatuada a fuego en nuestro pensamiento.

Desde Re-Evolución 2012, deseamos que seáis realmente exigentes con lo que se cuenta, con lo que alguien dice, o con lo que se publica en cualquier lado (incluidos los blogs, por supuesto).

Y en el máximo de la sinceridad, os aseguro que veréis una realidad distinta. Llena de matices y variables. Una realidad demasiado grande para ser contada en ningún medio de comunicación.

Dejadme terminar con una frase que ya he dicho, pero que conviene recordar:

“La realidad siempre supera a la ficción”.

 

Continuad Despiertos.

 

 

Anuncios