Kilómetros y kilómetros de arena, dunas, algún pequeño poblado perdido entre la nada… y nieve.

El mayor desierto del mundo, el Sáhara, fue barrido este martes, en pleno día, por una tormenta que desembocó en una nevada histórica.

Sólo existe otro referente, en el invierno de 1979 (registrado como uno de los más fríos de la historia, y con una media altísima de precipitaciones, y aunque parezca sin importancia, fue por la noche, no a pleno día) del que tengamos constancia en la historia documentada..

Evidentemente, este invierno no tiene ningún parecido con el de 1979.


La región de Bechar, en el noroeste de Argelia, se desperezó el martes 17 entre una copiosa nevada. La escena, subrealista. Las palmeras batiendo ante el viento y la nieve, como si en pleno centro de la tundra de Siberia, hubiese aparecido un oasis. Las dunas, cambiando su característico color por el blanco impoluto de la nieve…



Imagen visible centrada en el norte de África, satélite AQUA (sensor MODIS), 17.01.12, 13:05 UTC.



Son varias las páginas, que en los primeros momentos, no han dudado en achacar esta información a un fake, criticando que se intenta crear un ambiente inducido por estar en el año 2012. Sin embargo, a las pocas horas, varios vídeos y fotografías, comenzaron a cerrar las bocas de esos que son tan escépticos, que se permiten incluso dudar de la realidad pura y dura.

Pocas horas después, varios informativos sacaban la noticia en primera plana.

Está bien claro ahora que quienes jaleaban contra los supuestos sensacionalistas, acusando de agoreros y apocalípticos a quienes se atreviesen a reproducir la noticia; ahora están guardando silencio sonrojados de vergüenza.





Juzguen ustedes mismos… creo que sobran los comentarios.



Anuncios