Creo que la inmensa mayoría de los lectores de Re-Evolución 2012, tendrán cuando menos, una pequeña referencia sobre el Foro Económico Mundial de Davos.

Pero permítanme recordar que es esto de Davos por si acaso…



El Foro Económico Mundial (World Economic Forum) es una fundación  con sede en Ginebra, conocida por su asamblea anual en Davos, Suiza. Allí se reúnen los principales líderes empresariales, los líderes políticos internacionales y periodistas e intelectuales selectos. En teoría, analizan los principales problemas del mundo; entre ellos, la salud y el medioambiente.


Se encuentra bajo la supervisión del Gobierno Federal Suizo. Su principal organismo de control es el llamado “Directorio”, formado por 22 miembros, entre ellos, el ex Primer Ministro del británico Tony Blair y la Reina Rania Al Abdullah.


Según tratan de “vendérnoslo”, la misión de este foro, es mejorar la situación del mundo.

Y la expresión “vendérnoslo”, no es gratuita, ya que allí, la financiación, llega a través de más de 100 empresas que al menos acumulan 5.000 millones de dólares en facturación; y que deben ser las más representativas de su país (es decir, que monopolizan los sectores claves de cada país…).

Dependiendo de la cantidad con la que cada una de estas mega-empresas contribuye, tiene más o menos poder en el propio foro, favoreciendo así los acuerdos entre bambalinas a sus planes.


Simplificando la historia de este evento, podemos decir que allí se toman de un modo no declarado, las medidas globales que nos afectan a todos, pero que ninguno vemos escritas.
Si; tu vida o la mía, se ven afectados por toda esta estirpe de mafiosos y los tratos que hacen en las sombras.

Entre ellos, podemos encontrarnos a la famosa “Élite” que solemos designar como Nuevo Orden Mundial (además de aquellos que tratan de ganarse su favor claro está).


¿No me crees?


Entonces déjame citar un extracto de hoy mismo, 26 de enero.

Los artífices, nada más ni nada menos que el presidente de México Felipe Calderón, y el “altruista” Bill Gates… No tiene desperdicio…

Felipe Calderón:

Y como lo ha notado Bill Gates, todas las naciones tienen que aumentar su asistencia para el desarrollo, es el momento de hacerlo. Podemos beneficiar de las experiencias exitosas en la lucha contra la pobreza.

Por ejemplo, el Programa de Oportunidades en México apoya a las familias de bajos ingresos con transferencias condicionales de efectivo, siempre y cuando lleven a sus hijos a la escuela y a las clínicas.

En México comenzamos hace décadas ya con las vacunas universales, como lo está haciendo la Fundación Gates en todo el mundo. (…)

Necesitamos ir hacia un camino de crecimiento verde. Necesitamos encontrar una manera para tener un desarrollo sustentable. Una manera de tener una economía baja en carbono.

Bill Gates:

Estoy seguro que hay un nuevo orden mundial y que las reglas han cambiado. La crisis nos está forzando a rediseñar el modelo económico para el futuro. Y en este cambio necesitamos mantener los principios de libertad económica y democracia.

El nuevo modelo económico tendrá que ser uno en el que el crecimiento no llega a cuesta de la responsabilidad financiera, justicia social y respeto completo por el medio ambiente.

En pocas palabras, y a pesar de las dificultades, éste es el momento para demostrar el liderazgo, para diseñar e implantar un desarrollo humano real y sustentable.

Yo creo en esto y les pido su apoyo para lograrlo.

Muchísimas gracias.”

¿Más convencido?


También es curioso, observar el reconocimiento dado a Calderón, por el presidente del foro, el señor Klaus Schwab.

Este, le hace entrega del “Premio al Estadista Global del Foro Económico Mundial”. ¿Queréis saber como es ese premio?

No te parece muy similar a algún símbolo?
Curiosa cuando menos la explicación sobre la forma del premio del señor Schwab:

“Ve que tiene forma de montaña, y verá aquí un cristal de montaña de Davos. Y lo hemos hecho a propósito, señor Presidente. Le debe recordar, aunque deje la Presidencia, que su casa está aquí, en Davos.”

Quien desee llamarnos paranoicos, es libre de hacerlo. Pero al menos, creo que esto da para pensar. ¿No es cierto? Que cada cual extraiga sus propias conclusiones…


Fuente: Presidencia del Gobierno de México 



Anuncios